Quién es YOLACHE

YOLACHE está formado por Yolanda y Chelís, dos formas distintas de expresión.

Chelís es quien se ocupa de la creación artesanal. Yolanda es quien firma los textos y a veces, desnuda su alma en las páginas de este blog, ama la literatura en general y la poesía en particular. Chelís no entiende de poesía, pero la crea con sus manos.

Esa poesía envuelta en plata tiene el poder de transmitir sentimientos, emociones o recuerdos. La inspiración llega de su mano y con ella la necesidad de transmitir algo más que palabras, sensaciones.

La simbiosis de YOLACHE se encuentra en la esencia del arte

lunes, 24 de septiembre de 2012

Nombres en plata

Cualquiera que sea tu nombre lo podrás encontrar en YOLACHE

lunes, 21 de junio de 2010

Busca tu punto de apoyo


El cuadrado es la figura geométrica que representa el microcosmo. Nos ayuda a centrarnos, a encontrar la estabilidad. A tu alcance está sentir tu centro, encontrar ese punto de apoyo que todos necesitamos.

Algunos nos pasamos media vida intentando descubrir quienes somos, a dónde vamos, para qué estamos aquí, dónde está nuestro sitio.
Llevar sobre tu cuello una figura cuadrada no te va a dar la solución a tus problemas existenciales, pero la fuerte personalidad del cuadrado te ayudará a encontrar tu camino.

Graba en él el nombre de tus hijos o el tuyo y el de tu pareja y te sentirás más unido a ellos.
En definitiva son ellos los que marcan tu rumbo.



lunes, 19 de abril de 2010

Tintado en blanco


Nada mejor que el blanco para sentirse bien. A mí el blanco me da serenidad. Este pensamiento, junto a la idea de encontrar esa pieza que mi amiga buscaba para un día especial. Dio como resultado este anillo de plata con incrustación en tintado.
Serena, clásica, elegante y rabiosamente de actualidad.
¿Le gustará?

domingo, 11 de abril de 2010

Clásicos


Los clásicos, una estrella y un corazón, siguen estando de moda porque los sentimientos también lo están. Y no dejarán de acompañarnos a los que queremos hacer de este mundo, cada vez más deshumanizado, un mundo libre y feliz. Una forma de vivir en la que lo que realmente importa eres tú y lo que tú amas. Por eso los eternos símbolos son portadores también, de todo un mundo de significados.

Amethystos

En este caso la piedra elegida es una Amatista


La amatista es una piedra que simboliza la sabiduría divina. También se le atribuyen fuerzas sobrenaturales: da suerte, estabilidad, protege de hechizos y de la nostalgia.
Su nombre proviene del griego amethystos (no borracho), ya que antiguamente se consideraba un amuleto contra la embriaguez, por lo que el licor era bebido en copas de amatista. En la mitologia griega Dionisio, dios de vino y el desenfreno, pretendía a una doncella llamada Amethystos, la cual quería permanecer casta. Por esta razón la diosa Artemisa la transformó en piedra blanca. Dionisio humillado vertió vino sobre la roca a modo de disculpa convirtiendola en purpura .

El diseño seleccionado en este caso, es una forma de expresión, pero tú marcas la línea que mejor mejor se adapta a ti. Colgante con cordón de cuero o cadena de plata, dependiendo del momento, ocasión, estado de ánimo o simplemente de tu personalidad.

martes, 23 de marzo de 2010

Mariposas






Con besitos de azúcar creció a mi alrededor.



Cariñosa y juguetona, me perseguía, me buscaba, jugaba a ser mayor. Yo me sentía feliz aunque sabía que aquello pasaría, el sueño tenía fin. No sé cómo, ni de qué manera, sólo sé que desperté.



La metamorfosis, sin embargo, fue paulatina. Yo cada vez jugaba menos con ella y ella poco a poco dejó de buscarme, hasta el día en el que me di cuenta de que me faltaba algo. La busqué. Intenté retomar aquél pasado que ya no volvería, hasta que comprendí que era absurdo. En su lugar se instaló alguien que yo no conocía, es más, ni ella misma se conocía. Traté de conciliarme con esa nueva imagen que se iba creando, pero a veces era tan difícil que mis fuerzas flaqueaban. Busqué nuevas fórmulas en mi desesperada intención por reencontrar la relación de ternura perdida, pero este esfuerzo no me producía más que sinsabores. Desesperada me dejé llevar y me abandoné a la providencia anhelando la huella de la seda en mi piel y un día... no sé cómo, ni de qué manera, me pareció vislumbrar un suave tacto revoloteando a mi alrededor. Era la misma piel sedosa de antaño, un perfume conocido me embriagó y vi el aleteo de unas alas queriendo volar a mi lado, muy cerca de mí, buscando fuerzas para poder emprender un vuelo en solitario pero bajo el tibio empujón de mis manos, y la empujé.



El gusanito era ya una bella y libre mariposa.

domingo, 7 de marzo de 2010


Como el folio en blanco, como el lienzo antes de pintarlo. La materia pura, limpia, comienza a modelarse. Miro sus manos, las manos expertas de quien sabe bien lo que hace. En ellas la masa informe se moldea, se crea una simbiosis única en la que ambos, creador y materia, son partícipes de un baile en el que paso a paso los movimientos rítmicos, marcados y calculados al milímitro consiguen transportarlos a un mundo íntimo. Yo, como espectador que asiste al baile, observo el cambio que poco a poco se va sucediendo y me invade un placer inusitado al ver la obra final. El baile ha terminado.